Contacto: +52 55 4404 9942 | web@amedweb.com

Iniciar Sesión

Lo que necesitas saber sobre el uso de suplementos deportivos

Lo que necesitas saber sobre el uso de suplementos deportivos. En el mundo del deporte es muy frecuente la ingesta de suplementos alimenticios los cuales tienen la finalidad de cubrir las necesidades energéticas y nutrimentales del deportista en combinación con los alimentos.


Lo que necesitas saber sobre el uso de suplementos deportivos

La complementación deportiva es una útil herramienta para maximizar los resultados que estamos buscando en el ámbito deportivo. La necesidad de utilizar suplementos deportivos depende de las metas del deportista y de su rendimiento. Está claro que podemos vivir en ausencia de los mismos, pero también es cierto y hay evidencia científica que los suplementos deportivos pueden mejorar muchos factores relacionados con la consecución de nuestros objetivos.

Al utilizar complementos nutrimentales debemos saber qué estamos tomando. Cuando consideremos el uso de algún suplemento, es preciso tener en cuenta una serie de consideraciones importantes que nos facilitarán la toma de decisiones. Por ello, queremos dar algunas recomendaciones y datos que te pueden resultar útiles al seleccionar los suplementos que mejor te pueden ayudar.

Estudios sobre suplementación deportiva

Debemos investigar si se han llevado a cabo estudios para probar la eficacia del producto, y en tal caso, si fueron realizados por un grupo de investigación imparcial. De preferencia, es mejor que no se hayan llevado a cabo por la propia compañía que vende el producto, ya que evidentemente orientarían los resultados a su beneficio comercial.

También es importante saber si se han publicado los resultados del estudio, y en tal caso, en qué tipo de revista científica. Es preferible un “peer-reviewed journal” o un journal o revista indexada, que son revistas científicas con una metodología de revisión de artículos que mantiene cierta calidad de los contenidos, pues los estudios son revisados por varios expertos en la materia.

Si en efecto hay estudios, es necesario saber si fueron realizados con una población que representa al usuario potencial del producto o se realizaron in vitro, en animales, etcétera. Esto es importante porque lo que funciona para una población no tiene porque ser benéfico para otra.

De gran importancia, ¿cuál es la dosis recomendada y su comparación con la dosis utilizada en los estudios? Muchas compañías de productos de complementos deportivos nos recomiendan ingestas mayores a las efectivas. Esto supone un mayor volumen de compra para las compañías, ya que los productos se consumen antes.

Otro aspecto importante es la forma de administración de la dosis en los estudios clínicos.

¿Qué es lo que hace al producto mejor o más efectivo que el resto?

Intenta buscar conclusiones más allá del atractivo envoltorio del producto. También es importante conocer la existencia de estudios comparativos del producto contra otros productos competitivos en el mercado. Otro aspecto importante a tener en cuenta son conocer los resultados reales que el sujeto puede esperar conseguir después de la utilización del suplemento y la existencia de posibles efectos secundarios o interacción con fármacos asociados con el uso del suplemento.

¿Por qué deberíamos hacernos está pregunta? Tan simple como que no podemos basarnos exclusivamente en los prospectos de los suplementos deportivos. Las empresas buscan su beneficio y siempre intentarán decir lo mejor de él. Porque el producto pueda ser un placebo y no sea efectivo por sí mismo. Pero, sobre todo por la salud, para saber si puede tener algún tipo de contraindicación a tener en cuenta.

Complementos, suplementos y ayudas ergogénicas

La práctica deportiva requiere demandas energéticas y nutrimentales especiales a una vida sedentaria, por eso, en ocasiones la simple alimentación no es suficiente y se acude a una serie de productos que hagan optimizar la nutrición y el entrenamiento. De aquí se derivan tres tipos de productos: suplementos, complementos y ayudas ergogénicas, que a menudo se utilizan como sinónimos, pero tienen ciertas diferencias. En realidad, en México la legislación sanitaria vigente (COFEPRIS) determinó que el nombre correcto a utilizar es el de “suplementos alimenticios”, y de acuerdo con la Ley General de Salud en el artículo 215, la definición es la siguiente: “Productos a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de frutas, adicionados o no, de vitaminas o minerales, que se puedan presentar en forma farmacéutica y cuya finalidad de uso sea incrementar la ingesta dietética total, complementarla o suplir algún componente”.

En muchas revistas, artículos y sitios de interés los términos suplemento y complemento alimenticio son usados como sinónimos. Existen también algunas diferencias en la nomenclatura en diferentes países. Así, el objetivo de este tipo de productos es mejorar el rendimiento deportivo a través de la mejora del rendimiento de las vías metabólicas energéticas o acelerando la recuperación, asimilando así mejor el entrenamiento y aumentando el rendimiento deportivo. Se consideran así ayudas ergogénicas a las sustancias que mejoran el rendimiento deportivo pero que no están incluidas en la lista de sustancias dopantes del C.O.I. Un ejemplo, es tomar creatina para aumentar el rendimiento en el entrenamiento de fuerza. Muchos de los suplementos alimenticios consumidos por los deportistas entran también dentro de esta categoría.

Las ayudas ergogénicas en el deporte

Sabemos que es común que en el mundo deportivo la nutrición es desequilibrada ya sea por exceso o defecto. Las prácticas que requieren esfuerzos mayores a las posibilidades del deportista, los deportes que exigen una masa muscular demasiado desarrollada, las exigencias de peso corporal en ciertas disciplinas, todos estos factores llevan a que se presente una problemática en la alimentación deportiva. Esto nos lleva a la necesidad de que los especialistas en nutrición intervengan en la dieta de los deportistas para mejorar su rendimiento, esto es lo que llamamos la ayuda ergogénica en el deporte. En este artículo solamente hablamos de las ayudas ergogénicas que son aprobadas por el COI.

Uno de los principales objetivos de esta ayuda está en prevenir una condición muy común en los deportes de competición, que es el sobre entrenamiento, que provoca una fatiga crónica, la cual puede agravarse hasta convertirse en una patología. Entre las manifestaciones de esta condición las más comunes son: disminución de la condición física y la aptitud, también de las condiciones psicológicas, apareciendo síntomas psicosomáticos y tendencias depresivas.

Como siempre, la mejor medida es la prevención y para ello, la implantación de una nutrición adecuada que apunte al aumento de las reservas corporales, con un correcto aporte de minerales y vitaminas, favorecerá el entrenamiento y la competición. También debemos establecer pautas de entrenamiento que permitan al deportista mantener una condición física general, con mayor flexibilidad y elasticidad musculares, una ejecución biomecánica apropiada del gesto deportivo, lo cual mejorará la eficiencia de los movimientos y disminuye los riesgos de fatiga. Pero cuando la fatiga física ya está instalada en forma aguda o crónica, no es mucho lo que se puede hacer, por tanto, la prevención es la mejor arma.

¿Cómo me favorecen las ayudas ergogénicas?

La ayuda ergogénica permite al deportista realizar más trabajo físico del normal. Contribuyen a aumentar la fuerza, velocidad, coordinación, disminuir la ansiedad, controlar el peso, aumentar la agresividad, mejorar la actitud competitiva y retardar la fatiga, así como también, acelerar la recuperación del organismo. Pero aquí es donde se plantea el dilema. Estas ayudas pueden ser positivas o negativas, todo depende de la forma en que se utilicen. Cuando son aplicadas por personas inescrupulosas o ignorantes, pueden ocasionar mucho daño. El empleo de suplementos selectivos, en dosis apropiadas a la actividad y sus requerimientos, mejora el rendimiento deportivo sin producir daños al organismo. Y esto precisamente, es lo que busca la ergogénesis.

¿Cuál suplemento es el que me conviene?

Esto depende de tus necesidades energéticas, de tus metas de entrenamiento, del tipo de entrenamiento y/o deporte que practicas. Existen suplementos que te pueden ayudar a garantizar el aporte de proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales, es decir que aportan elementos nutrimentales a tu cuerpo. Por otro lado existen suplementos que apoyan una función específica en el cuerpo: la utilización de reservas de grasa para formación de energía (lipotrópicos y termogénicos), para apoyar la recuperación muscular y evitar el catabolismo (por ejemplo: glutamina, HMB, etcétera), para mayor energía y rendimiento (creatina por mencionar un ejemplo).

Si deseas conocer más datos te recomiendo que escuches este episodio de nuestro programa de Podcast titulado “AMED: El Deporte y la Nutrición Más Cerca de Ti” sobre 6 datos que debes saber sobre los suplementos que ayudan a metabolizar las grasas con Roberto Muñoz, asesor nutricional de AMED. Aquí te dejo el link: http://bit.ly/2hiZriY

BANNER PODCAST007

También te recuerdo que puedes tomar nuestros cursos sobre nutrición para conocer a fondo las ventajas de consumir suplementos. Ofrecemos cursos para que empieces desde cero, si eres principiante, “Principios de Nutrición Aplicada al Culturismo y Deporte” y avanzados si ya tienes conocimientos básicos, “Diplomado de Nutrición Aplicada al Culturismo y Deporte”. Checa nuestras promociones en Facebook.

Recuerda: para alcanzar el éxito acércate a la Educación Deportiva.

septiembre 17, 2021
X