Contacto: +52 55 4404 9942 | web@amedweb.com

Iniciar Sesión

Los 5 pasos para abrir tu propio gimnasio

Autor: Leopoldo M. Torres

El poder de mercado que se generó con el ejercicio y el estilo de vida saludable, ha impulsado a diversos sectores de la sociedad a implementar su propio gimnasio, incluso desde la comodidad de tu casa, sin embargo requiere una inversión considerable, así que hay que tomar en cuenta diversos aspectos, antes de iniciar con esta clase de proyectos.

Hoy es más común encontrarse con personas que se preocupan por su apariencia y su estado físico; ya sea para cuidar su salud, sentirse bien, bajar de peso o por simple vanidad, lo cierto es que, sin importar la edad, buscan productos o servicios que los ayuden a alcanzar ese objetivo de verse y sentirse bien. Dentro del abanico de oportunidades para satisfacer las necesidades de este mercado se encuentran los gimnasios.

En México, el fenómeno de los gimnasios comenzó en los años 70, pero su verdadero apogeo se dio hasta la década de los 80. En varios casos las inversiones fueron de millones de dólares, creando así un nuevo nicho de mercado; donde el gimnasio dejó de ser solo el lugar para ejercitarse y se convirtió en un punto de reunión obligada.

Por otro lado, la obesidad comenzó a convertirse en un severo problema para la población de nuestro país, fenómeno que también incentivó la creación de más espacios para ejercitarse.

Un buen gimnasio está pensado en el usuario y su comodidad, ya que hoy es prácticamente imposible e inseguro practicar algún deporte o hacer alguna actividad física en espacios públicos, aunado a la mala calidad del aire causado por la contaminación. Así, los gimnasios se han transformado en un mercado potencial y en franco crecimiento. Esto ha dado como resultado un abanico de posibilidades para todos. Encontramos desde spas lujosos con una inmensa cantidad de servicios hasta centros específicos para rehabilitación; salones de clases grupales (Indoor Cycle, Pole Dance, etc) estudios para entrenamientos personalizados, de plataformas vibratorias, centros de alto rendimiento, clubes, Pilates, entre otros.

¿Qué elementos debo considerar para abrir tu propio gimnasio?

Para iniciar con tu proyecto debes tomar en cuenta estos 4 elementos:

  1. El área deportiva que se diferencia en cuanto a calidad de equipo, grado de especialización y calidad de los instructores.
  2. El público al que se dirige (nivel socioeconómico, situación geográfica, estilo de vida)
  3. La infraestructura que marca la calidad de las instalaciones, equipamiento y los servicios que ofrece como guardería, cafetería, salón de belleza, de masajes, camas de bronceado, valet parking, seguridad, entrenamiento personalizado, tintorería, boleado de zapatos, etcétera.
  4. Los valores agregados que ofrece cómo atención personalizada, limpieza, resultados, comodities, entre otros.

Es importante sepas que ser dueño de tu propio gimnasio implica una responsabilidad enorme, significa que estás comprometido con la salud y el bienestar físico de tus clientes, por lo tanto, tu tarea es brindar un servicio completo, seguro y de calidad. Genera una lista de prioridades y tareas de eventos clave para poder continuar con tu proyecto como la situación legal, permisos, protección civil, hacienda, etcétera.

Al mismo tiempo debes contar con instructores capacitados y asesoría especializada. Hay varias instituciones de calidad especializadas que pueden proporcionar certificaciones, personalmente, entre ellas están la Universidad del Deporte, las de Sport City University, Body Systems o la Asociación Mexicana de Educación Deportiva; también puedes apoyarte de personal certificado de forma internacional, alguna de las certificaciones más importantes son: NSCA, MATT, RTS, IFBB.

Tu gimnasio necesitará buenos aparatos y equipo

Una vez que hayas definido diversos aspectos como la ubicación, el plan de negocios, misión del club o gimnasio, estrategia, tipo de instalaciones, etcétera, el siguiente paso es tener claro qué servicio ofrecerás, considerando las características, necesidades y gustos de tus clientes potenciales. De esta manera tendrás más claro qué equipo y aparatos requieres, así como el acondicionamiento del local.

Deberás tomar en cuenta aspectos como el precio y la calidad, así como el nivel de servicio que te ofrecerá la empresa donde los compraste; no debes olvidarte de las garantías en caso de que algún aparato sufra daños o se encuentre en malas condiciones desde su compra. Revisa si cuentan con la posibilidad de brindarte refacciones y que tan costoso resulta adquirirlas.

Es recomendable contratar una póliza para mantenimiento preventivo, hacer inspecciones (mensuales, trimestrales o semestrales) de su buen funcionamiento, y tener un buen entrenador que guíe a los clientes a usar de manera correcta los equipos y no sufran una lesión.

Para seleccionar el aparato ideal de tu gimnasio

Antes de adquirir un aparato analiza que sea confortable, tenga un buen rango de movimiento y su resistencia sea constante durante todo el rango de dicho movimiento. Además, debe adaptarse anatómicamente a tú cuerpo, ser cómodo, tener un buen rango de movimiento, la resistencia debe ser constante, convergente o articulada para ajustarse a tú cuerpo a la hora de ejecutar el movimiento

Personal capacitado

Contrata al menos dos entrenadores de medio tiempo. Es importante que estén certificados por alguna institución seria, tengan experiencia y conocimientos en Medicina del Deporte; también puedes conseguir alguna capacitación en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y certificar a tus entrenadores para que asistan a tus socios en caso de algún accidente, ya que pueden sufrir alguna lesión o incluso poner en peligro su vida. También debes contar con los servicios de uno o varios instructores para las clases en grupo.

Involúcrate en el área administrativa por lo menos durante los primeros meses, y contrata a alguien como recepcionista tiempo completo. Deberás medir los ingresos y gastos de tu negocio, para conocer el nivel de rentabilidad del proyecto.

Las instalaciones de tu gimnasio deberán contar con los siguientes aspectos…

Al momento de acondicionar el espacio físico de tu gimnasio, tendrá que verificar las siguientes áreas clave:

  • Área de aparatos: destina el lugar suficiente para equipar un gimnasio básico; deja un espacio de un metro entre cada aparato.
  • Salón de usos múltiples: este espacio deberá por lo menos tener 20 m2, pues ahí se pueden realizar varias actividades como clases de Kick Boxing, Tae Bo, danza, jazz, zumba, además te permitirá ingresar un mayor número de socios a quienes propiamente no les interesa utilizar aparatos.
  • Baños y vestidores: debe contar con regaderas, sanitarios, lavabos y lockers. Este servicio es indispensable.
  • Recepción y fuente de sodas: debe estar en la entrada del gimnasio. Coloca un refrigerador con aguas y bebidas energetizantes, barras energéticas, toallas, etcétera. Esta es un área muy rentable del negocio.
  • Estacionamiento: suficiente y proporcional al número de socios que esperas en el gimnasio.

Dale promoción a tu nuevo negocio

La publicidad o promoción de tu gimnasio deberá ser  un pilar, puedes dar a conocer tus servicios así como lo que te hace diferente a tu competencia. Debes resaltar los valores de tu empresa, así como los resultados que han obtenido las personas que ahí entrenan; puedes apoyarte de tus instructores, ya que su curriculum atraerá a clientes potenciales.

Apaláncate de las redes sociales o utiliza herramientas de mercadotecnia, si no tienes nociones puede iniciar con el curso gratuito de AMED

Recapitulando, los 5 pasos que debes seguir para poner tu propio gimnasio son:

  1. Crea un buen plan de negocio, desde la administración hasta los aspectos de abajo.
  2. Seleccionar equipo y aparatos de alta calidad, con el respaldo de un buen proveedor, para que soluciones cualquier inconveniente a futuro.
  3. Tener personal capacitado (esto implica desde estar certificado hasta contar con una licenciatura)
  4. Mantener instalaciones adecuadas para los aparatos y comodidades del usuario.
  5. Promociona tu gimnasio, dile a la gente por qué es diferente al resto.
X